Historia de la BJORL

El desafío de una historia.

Rica en su contenido científico y excelente en su calidad editorial, la BJORL tiene, de más admirable, su historia. Y esa historia que nos desafía. Nacida Revista Oto-laringológica de São Paulo, en enero de 1933 (figura), ocasión en que sus "redactores" buscaban deshacer "pensamientos malévolos" que le atribuían, por el título, un “acto de regionalismo”, ella fue incorporada, en los primeros años de la década de 1950, a la recién creada Federación Brasileña de las Sociedades de Otorrinolaringología y Broncoesofagología, volviéndose indiscutiblemente nacional, como hacía presuponer su nueva y definitiva denominación. Es curioso (y tal vez no mera coincidencia) que, en 1935, en Recife (capital del estado de Pernambuco en Brasil), nuestro abuelo paterno, del cual heredamos el nombre, creaba la revista Anales de Oto-Rino-Laringología, periódico científico de circulación regional bastante saludada por la comunidad otorrinolaringológica de la época en la capital del estado de Pernambuco y en el nordeste brasileño.

Desde entonces ella ha dibujado una curva ascendente y, más recientemente – se puede decir -, vertiginosa. Nada sorprendente, tratándose de una publicación comandada por personalidades como Mário Ottoni de Rezende, Homero Cordeiro, José Rezende Barbosa, Rudolph Lang, Arthur Kós, Fernando Portinho, Ricardo Bento, Paulo Pontes, Carlos Alberto Campos y, finalmente, Henrique Olival Costa (por no decir de los que, al lado de ellos, los asesoraron desde muy cerca, como Nicanor Letti, Priscila Bogar, entre otros).

Su trayectoria acompañó los cambios ocurridos en termos globales en varios paradigmas relativos a la publicación científica. Unos de esos cambios fue el creciente grado de profesionalización de la edición de los periódicos. Otra, no menos importante, fue la clara comprensión de la publicación científica como elemento formador e indicador de nivel de la excelencia científica de investigadores, programas de posgrado, instituciones de enseñanza e, incluso, de toda una comunidad. Por otro lado, el gran avance de la BJORL refleja la igualmente costosa ascensión de la otorrinolaringología brasileña como especialidad médica de punta en la producción intelectual de nuestro país.

Tenemos que destacar que, en este momento en que recibimos la tarea titánica de conducir la Dirección de Publicaciones de la ABORL-CCF, nuestra revista se encuentra en la fase final de indexación en Medline, mérito cumulativo de todos los gigantes que la administraron y, más específicamente, de Henrique Olival, que nos la entrega en una condición de envidiable respeto entre los órganos de publicación médica nacionales, además de legarnos un sistema de gestión editorial extremamente práctico y eficaz, en que pese algunas dificultades naturales de un sistema recién implantado y que siempre podrá ser perfeccionado para atender a las individualidades de los usuarios.

La indexación de una revista a una base de datos se hace menester si se le persiguen visibilidad, prestigio y penetración nacional e internacional. Entre las principales bases de datos para las publicaciones brasileñas están, en orden creciente de importancia, el LILACS, la SciELO, el Medline y, finalmente, el ISI (Institute for Scientific Information), que incluye revistas con un alto factor de impacto. La indexación en Medline, y más la edición de la versión en inglés – también obra de la última gestión – fueron los pasos definitivos para que buscáramos nuestro último horizonte – incrementar nuestro factor de impacto que, en relación a los últimos tres años, está ubicado en 0,0512 puntos, mientras el de la Acta Quirúrgica brasileña, para nombrar una revista similar, es de 0,1401. Las Memorias del Instituto Osvaldo Cruz, indexada por ISI, tiene un factor de impacto de 0,2022.

La calificación de una revista y su factor de impacto dependen de su regularidad, periodicidad y calidad científica. Este último criterio es la razón directa de la proporción de artículos originales y relatos de caso. En el caso de la BJORL, esa proporción es muy buena, pero puede mejorar. Como la cantidad de relatos de caso sometidos es enorme, ellos forman una demanda reprimida gigantesca, a la cual tenemos que dar salida, sin que se comprometa la calidad científica, lo que nos obligará a, mayormente la relevancia de algunos relatos, temporariamente, interrumpir el recibimiento de este tipo de artículo, después de lo que iremos instituirles métodos más rigurosos de revisión y de selección, lo que reducirá el tiempo de publicación de los artículos aprobados. Para aquellos que deseen publicar sus casos, pronto dispondremos un área en nuestra página de internet. Aquellos trabajos ya sometidos serán tratados como siempre fueron.

La mejoría de esos nuestros indicadores es fundamental para que seamos nombrados en las más altas categorías de la clasificación de periódicos de la CAPES y que, con eso, nuestros artículos sean más valorados todavía, ocupemos más asientos en los cursos de posgrado, obtengamos más recursos de los órganos de fomento, tengamos más influencia en las decisiones de las instituciones de enseñanza y de los hospitales universitarios y, finalmente, conquistemos cada vez más respeto para nuestra especialidad. Es ese el camino. Y es ese el principal desafío que nos presenta.

Desafío no menor que el de aquel otro Sylvio Caldas (el original, con “y”), que, en Recife, seguramente movido por el mismo espíritu que ha impulsado todos los actores de la historia de la BJORL, hace 70 años, fundó, dirigió y mantuvo, por iniciativa y recursos propios, por tres años, los Anales Oto-Rino-Laringología. A él y a ese espíritu les dedicamos este editorial.

 

Silvio Caldas Neto
Director de Publicaciones
ABORL-CCF

 

 

Voltar Volver      Arriba o Arriba

 

GN1
All rights reserved - 1933 / 2019 © - Associação Brasileira de Otorrinolaringologia e Cirurgia Cérvico Facial